• religiosa-01

    El Monasterio de San Salvador de Breda como punto de salida y que explica el eje temático y los elementos que la configuran.

  • religiosa-02

    1 centro de interpretación expositivo al Museu Etnològic del Montseny La Gabella – MEMGA- (Arbúcies).

  • religiosa-03

    15 elementos patrimoniales que configuran la ruta

  • religiosa-04

    2 recreaciones audiovisuales en el Monasterio de Sant Salvador (Breda) i en la Iglesia de Sant Llorenç de Maçanet de la Selva.

LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL

El vizcondado de Cabrera era un señoría feudal muy importante que formaba parte de los territorios de la Corona catalanoaragonesa.

Se extendía desde las boscosas montañas del Montseny, las Guilleries y el Collsacabra hasta el mar Mediterráneo, con el centro situado en la actual comarca de La Selva. Sus señores tuvieron vidas dignas de novela caballeresca; como sucedió con el vizconde Bernat II de Cabrera, que en el siglo XIV llegó a ser el principal consejero y almirante del rey Pedro el Ceremonioso, y transformó el castillo de Montsoriu, capital del linaje, en un palacio gótico inexpugnable.

En el ámbito de la fe, el vizcondado estaba formado por diversas parroquias, con sus iglesias y ermitas, que ofrecían los servicios religiosos a la sociedad. Asimismo, se establecieron diversos monasterios de distintas órdenes religiosas. El más importante fue el monasterio benedictino de Sant Salvador de Breda, fundado por los vizcondes Ermessenda de Montsoriu y Guerau de Cabrera en el año 1038.

El vizcondado de Cabrera tuvo otros personajes destacados, como el notario de Hostalric Pere de Santantoni o el cosmógrafo y mercader Jaume Ferrer de Blanes, que participó en la repartición del mundo del Tratado de Tordesillas en el año 1494. Hoy día todavía podemos admirar diversos lugares y monumentos que nos trasladan a la época del vizcondado y sus protagonistas: castillos altivos, ermitas solitarias, murallas protectoras, monasterios silentes, torres al acecho... Un verdadero legado patrimonial que nos permite viajar a la Edad Media, al tiempo que disfrutamos de las numerosas actividades y servicios de nuestros días.

¡Sed bienvenidos y bienvenidas al vizcondado de Cabrera!

IMÁGENES

PUNTOS DE INTERÉS